Letras Cubanas anuncia su espacio Tertulia Cubana todos los primeros viernes de cada mes en la casa de la poesía cita en Muralla 63 entre Oficio e Inquisidor.

Para público general

Mes de octubre

Viernes 5: 3: 00 pm: “Tertulia cubana”. Nuevo espacio convocado por la Editorial Letras Cubanas con el fin de promover a los autores y obras de su catálogo, mediante presentaciones de libros, conferencias, charlas, homenajes, aniversarios. Contará habitualmente con la presencia de escritores, editores, diseñadores, críticos, periodistas y el público amante de la literatura. Será conducido por Rodolfo Zamora y en esta segunda edición tendrá como invitado al narrador, ensayista y crítico José Miguel Sánchez Gómez, el cual acumula numerosos premios literarios y docenas de libros publicados. Se pondrá a la venta el libro Artefactos para dibujar una nereida


Charla ofrecida en la Feria del Libro de Villa Clara, el pasado mes de abril. La autora se desempeña como especialista en la Fundación Nicolás Guillén, en La Habana. 

ACERCA DE LA GESTIÓN EDITORIAL Y EL DERECHO DE AUTOR

Paula Canal.

Voy a tratar de exponer, un tanto resumidamente, del panorama de la industria editorial internacional desde mi experiencia de estos años.

La industria editorial lleva casi dos décadas de profundas transformaciones, debido principalmente a la aparición del libro digital pero también al desarrollo de la tecnología, ambos factores han modificado los factores del juego, y han generado un profundo debate público acerca de los métodos de trabajo de las editoriales, las librerías, los distribuidores, los agentes literarios, la relación con los lectores y también acerca de los derechos de autor. El pasado, el presente y el futuro de la industria han sido revisados en profundidad y diría que también con importantes desacuerdos entre las partes.


Reseñas de libros y comentarios sobre literatura.

OCULTO EN MI PECHO BRAVO

Cuando acabé de leer Mascarada, el libro de Yenet Pérez Prieto que con gusto intento ahora presentar, comenzó a rondarme el recuerdo de un poema de Charles Baudelaire. Era un recuerdo por asociación, porque en algún rincón de mi memoria lectora ―que es un depósito saturado y corrupto― se avivaron sensaciones que ya había tenido. Inevitablemente, inferí que se trataba de “El navío”, recogido en Las flores del mal y cuando fui a comprobarlo en una edición bilingüe de 2011 de la editorial argentina Colihue, me di cuenta de que el traductor usó la palabra “pollera”, donde otros han empleado “falda”, “saya”  o incluso “refajo”. No le critico esa predilección por lo local, pues imagino que Borges, en momentos de benevolencia, lo hubiera aprobado.


FINIS TERRAE CON UN MANTO ESCARLATA

He aquí una novela que empieza y acaba con un trueno. Dos truenos como dos plecas que encierran una historia turbulenta, un relato que, un poco más y no puede ser contado. Morir en el fin del mundo, de Amador Hernández, es de esa manera una historia retardada porque elementos tan propios de la novela de espionaje como la intriga o la desinformación, operan aquí desde el pasado.


Cuentos populares de humor de Samuel Feijoo

Durante muchos años hemos recogido numerosos cuentos populares cubanos ­­­­––entre otros materiales folklóricos––, recorriendo la Isla, desde la costa a la montaña, al llano, al batey, al villorrio. Los hemos colectado de todo tipo y tema, desde el cosmogónico hasta el mitológico, pasando por todas las variantes conocidas de la narrativa folklórica mundial.

Algunos cuentos para leer:

ISLEÑOS

GUAJIROS

GALLEGOS

CUENTOS DE NEGROS ESCLAVOS


Yo soy el rufo

Veinticinco meses después de haber desembarcado —o más bien naufragado, según relató luego uno de los expedicionarios— en una costa cenagosa al sur de la Sierra Maestra, Fidel Castro y sus rebeldes entra­ban triunfalmente en La Habana. No solo Cuba, sino América Latina y el Caribe, ingresarían en lo que Braudel llamaba una aceleración del tiempo históri­co, cuyas vibraciones se propagarían por el hemisfe­rio y más allá.


LOS SABIOS DIAS DE CLEVA SOLIS

Cleva Solís (1918-1997) fue una poetisa de obra cuantitativamente comedida, pero intensa. Cua­tro libros de poemas adornan su bibliografía, to­dos ellos aportes intensos a la lírica cubana: Vigilia (1956), Las mágicas distancias (1961), A nadie espe­ra el tiempo (1961) y Los sabios días (1984). Nunca buscó protagonismo, y su labor fue ara: sitio de culto y de labor, no pedestal, nunca preocupada por brillar o sobresalir. A esto le llamamos modes­tia, sobre todo porque Cleva Solís era una dama de alcurnia literaria, de abolengo lírico, una eficaz trabajadora de la palabra, artista doble, de la pa­labra poética y de las imágenes pictóricas, ambas nimbadas de absoluto sentido de la cubanía.


50 Años del cine cubano

El cine se enamora de la vida, la ve transcurrir, la capta con sus lentes, la monta en estructuras nuevas y la convierte en espejismo sobre la pantalla. Es un obrar de visiones y credos que sojuzga al recuerdo. Una cultura sin expresión cinematográfica no ha descubierto todo su potencial para hablar y hablarse, para entrar de lleno en los espacios simbólicos de significación que comparte el sujeto contemporáneo. La importancia del cine es tal que hoy se reconoce como un generador de paradigmas y comportamientos masivos, un puente entre tiempos y geografías diversas.


El Arte en el Pulso de la Vida

A propósito de Del arte en Cuba. Enseñanza y divulgación de las artes visuales entre 1900-1930, de Liliam Llanes (Editorial Letras Cubanas, 2016).


La intencionalidad en Yo soy el Rufo…

Breve reflexión sobre Yo soy el Rufo y no me rindo, de Daniel Chavarría (Letras Cubanas, 2016).


Yo soy el Rufo y no me rindo

La novela Yo soy el Rufo y no me rindo, de Daniel Chavarría, obtuvo este año el Premio del Lector, convocado por el Instituto Cubano del Libro. Como adelanto a la eminente reedición de este importante texto, publicamos el prólogo a cargo de Rafael Hernández.


PRESENTACIÓN MASCARADA

Cuando acabé de leer Mascarada, el libro de Yenet Pérez Prieto que con gusto intento ahora presentar, comenzó a rondarme el recuerdo de un poema de Charles Baudelaire.


FINIS TERRAE CON UN MANTO ESCARLATA

He aquí una novela que empieza y acaba con un trueno. Dos truenos como dos plecas que encierran una historia turbulenta, un relato que, un poco más y no puede ser contado.